Posts tagged ‘organismos públicos’

18 marzo, 2012

La Av. Cataluña de Zaragoza sigue llorando. Toca cabrearse

Los vecinos de la Av. Cataluña de Zaragoza están hartos. Pero no cansados por no tener la cesión de “su” Avenida Cataluña, pues ya saben que tampoco les va a suponer un gran cambio en la calidad de sus vidas urbanas. Cabreados y saturados de que se les siga contando milongas desde los organismos públicos a los que llaman a la puerta, excusas de mal pagador, realidades de otro siglo, sin que nadie tenga el valor de decir la verdad con todas las colaterales verdades pequeñas que la arropan.

La cesión de la Avenida Cataluña la tiene que hacer el Ministerio de Fomento, y para su gran organización burocrática la Av. Cataluña de Zaragoza es un detallito más dentro de un gran volumen de líos que se están encontrando por cada cajón que abren.

El Ayuntamiento de Zaragoza, ajado ante graves problemas económicos y de gestión, sabe que lo tiene crudo para que desde Madrid le hagan caso, más que nada por que posiblemente en Madrid estén encantados con ponerles piedras a “estos rojos” de Zaragoza, que parecen a la aldea gala de Asterix.

¿No hay pues nada que hacer?, nooooo, los vecinos tiene toda la razón. Pero no tanto según mi opinión por no disponer todavía de la cesión de “su” Avenida Cataluña como por los muchos años que llevan esperando una solución que nunca llega, por incontestable que resulte que con todos los que hablan les digan que ya está al llegar, que es cuestión de semanas, que en cuanto llegue va a ser la repanocha en vinagre, y el oro y el incienso correrá por la avenida para gozo de los turistas que acudan a verla brillar.

He estado en alguna de estas mesas de trabajo sobre la cesión, sé de lo que hablo, me duele como a los vecinos, las medias mentiras, las palabras huecas, las sonrisas forzadas. Creo más en un “NO” verdadero que en un “SI” falso. Lo siento, ya sé que no sirvo para la política.

¿Pero entonces no pueden hacer nada los vecinos?, siiiiii. Mi consejo, dar un salto adelante empleando las mismas armas que los que les ponen buena cara. Jugar a implicar a otros, sabiendo que será complicado lograr nada antes de que algún día a un oficinista de Madrid le salga del cajón este asunto y se pregunte que qué es esto tan viejo. Yo escribiría una solicitud muy seria para quela Generalitat de Cataluña pida la cesión de la Avenida de Cataluña de Zaragoza para los catalanes. Con dos bemoles bien puestos. A continuación haría lo mismo con el Defensor del Pueblo Catalán —se llama Rafael Ribo—, para acto seguido informar de estas gestiones a todos los medios de comunicación aragoneses y —ojo al dato— catalanes. Seguimos con los bemoles. Dando cera a los catalanes para que se impliquen muy seriamente en este asunto que consideran los vecinos les afecta al bien nombre de Cataluña.

Yo no sé si servirá para algo, hombre, para cabrear conciencias seguro. Pero además como poco, se conseguirá lo mismo que se ha conseguido hasta ahora.

La Avenida Cataluña huele a podrido. Hay que cambiar de estrategia.