Posts tagged ‘el respeto’

10 junio, 2012

Los problemas sociales son comunes; las soluciones adaptables

Como pequeño político que de forma altruista se dedica a intentar conocer los problemas sociales y sus posibles soluciones, he tenido la suerte de asistir a las Primeras Jornadas sobre Municipalismo que Espacio Plural ha realizado en Barcelona este fin de semana. Sencillamente fabulosas tanto las intervenciones de profesores de la Universidad de Cataluña (sobre todo la de Joan Subirats) como los talleres  para debatir “El futuro de los gobiernos locales, entre la recentralización y la subsidiaridad”, “Los servicios públicos para pueblos y ciudades inclusivas”, “Municipios y sostenibilidad territorial” o “Radicalidad democrática, una nueva democracia para un nuevo municipalismo”.

Estamos en un tiempo de crisis, de cambio de modelo, pero con problemas comunes en la relación con la sociedad que necesita siempre que sus problemas sean bien gestionados, con limpieza, con eficacia, con claridad e información, de forma “barata”, con participación pero entendiendo la participación desde un enfoque más moderno, más adaptado a las nuevas realidades de implicación social, de interacción con la sociedad.

Detectar en los talleres, que tus problemas en Delicias, La Jota o Las Fuentes son similares o incluso iguales a los de Valencia, Hospitalet o Palma de Mallorca es un lujo, pues nos indica que no son tan complejas y personalistas las soluciones, que es todo más predecible y por ello más sencillo, y que el trabajo social muchas veces se basa “también” en poner en valor el respeto político y el trabajo simplemente bien hecho. Lo complejo con la que está cayendo tras la que ya había caído antes, es lograr que se respete al político como un gestor válido sobre el que confían las personas. Trabajamos para los ciudadanos, muchos de nosotros de forma voluntaria y altruista, y es imprescindible que ellos (vosotros) empecéis a confiar “un poquito” en vuestros políticos. Sí, lo sabemos. Es muy complicado, pero eso es lo interesante.

Anuncios
8 junio, 2012

Aragón y los aragoneses deben apoyar su industria del carbón

La situación política y social en Aragón se está tensando. Hoy incluso los diputados del PP y PAR han abandonado el Pleno de las Cortes en la intervención de un diputado del PSOE. Los reproches se están haciendo más violentos, los enfrentamiento verbales crecen en intensidad y las defensas de las posturas se enquistan, pues todos somos conscientes de que los momentos son muy malos y pueden ser peores en el futuro más cercano. Ahroa hay enfrentamientos por el carbón aragonés, pero seguirán todos los sectores productivos básicos, pues la situación es muy mala y no se atisban soluciones.

Los ciudadanos de la calle, los vecinos, tú y los que nos rodean, muchas veces no entienden estos asuntos, que creemos deben ser tratados con más calma y ganas de resolver. Con más respeto también y con menos enfrentamiento entre políticos. Si ellos, si nosotros, no somos capaces de poner calma y debate lógico, si no somos capaces de presionar hasta conseguir lo necesario desde el respeto mal lo tenemos para recuperar la credibilidad. Pero es cierto que además enrocarse en las mayorías absolutas es un error. Los ciudadanos esperan soluciones. Para eso les han votado. Y cuando fallan las soluciones fallan los que representan las mayorías absolutas, pero dejan de cumplir el papel para el que han sido elegidos.

En Aragón el PAR hace un trabajo de contención y gobierno que para si ha elegido en otros tiempos el PSOE, por mucho que ahora critique su actitud. Es un grupo político muy hábil que sabe nadar y guardar siempre la ropa para las próximas elecciones. Debería estar Biel en los mejores museos mundiales, de la política eficaz para sus intereses.

Hoy las tensiones han venido por los problemas de la minería. Vendrán muchas más si seguimos por el camino emprendido. Serán de diverso color pero todos con la razón de la necesidad, con el duro y agrio sabor de que nos estamos dejando morir nuestra sociedad, Aragón, la calidad social conseguida por nosotros en décadas anteriores, y sin explicación posible. Nadie sabe qué nos está pasando, nadie entiende por qué hemos caído en este pozo.

Se nos dice que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, pero todos nosotros nos estamos mirando en busca de esas posibilidades tan grandes que nos han hundido. Nos las hemos encontrado. Hemos ido al médico cuando estábamos enfermos, hemos intentado que nuestros hijos estudiaran más que nosotros, hemos pagado los impuestos que nos han dicho, hemos consumido lo que nos intentaban vender por los ojos, hemos trabajado con arreglo a como nos organizaban nuestros jefes, hemos sido buena gente que no ha roto cristales. ¿En qué nos hemos pasado los aragoneses?

Vemos como tal vez el gran abuso haya sido dar miles de millones a bancos y banqueros, haya sido tener un sistema administrativo inoperante y enorme. Pero eso no es culpa de los curritos de a pie, de los vecinos que vemos por las calles. No es culpa (o casi) de ti y de mi. ¿Y ahora qué hacemos?, pues si, efectivamente, cabrearnos cada día más y peor, salir esa parte fea de dentro que preocupa e ir caminando por las sendas de las zarzas. Ya iremos viendo.