Archive for ‘Sociedad’

14 junio, 2013

Qué es el PICH de Zaragoza?

PICH Zaragoza 2007Muchos zaragozanos no conozcan bien qué es el PICH, el Plan Integral para el Casco Histórico ni para qué sirve. PICH que por cierto está ahora en plena reforma o ampliación o modificación, que no se sabe bien, pues su segundo periodo acabó en el año 2012.

Los Planes Integrales nacen por la necesidad de dar continuidad a las políticas sociales y de reconversión urbana a las zonas degradadas de Zaragoza. Se intenta actuar de forma más enérgica sobre zonas que poco a poco van perdiendo calidad social y urbana en el interior de la ciudad.

read more »

Anuncios
7 enero, 2013

El futuro de Zaragoza depende de todos nosotros

Comarca Zaragoza2Aragón sin Zaragoza no tiene sentido histórico, económico, social o geográfico. En la misma medida que Zaragoza sin su Aragón no tendría sentido en medio de un inmenso territorio semivacío. Ambas realidades se apoyan y se necesitan, pero en muchas ocasiones NO se quieren.

 Zaragoza tiene territorio, debería ser una comarca muy amplia, todavía no creada, con los siguientes municipios: Alfajarín, Botorrita, El Burgo de Ebro, Cadrete, Cuarte de Huerva, Fuentes de Ebro, Jaulín, María de Huerva, Mediana de Aragón, Mozota, Nuez de Ebro, Osera de Ebro, Pastriz, La Puebla de Alfindén, San Mateo de Gállego, Utebo, Villafranca de Ebro, Villamayor de Gállego, Villanueva de Gállego, Zaragoza y Zuera. O incluso añadiendo Alagón, Figueruelas, Cabañas,Grisén, La Joyosa, Leciñena, Farlete, Mediana, Muel, Pedrola, Pinseque, Perdiguera, Sobradial, Torres de Berrellén, Valdejalón, o La Muela. Espero no olvidarme de ninguno.

Pueden ser entre 21 y 34 municipios con una población de entre 750.000 y 775.000 aragoneses.

Comprende una tierra abundante, de gran calidad para la agricultura, con agua abundante para riegos (más si a Zaragoza llega agua de boca de La Loteta o Yesa y se deja de usar del Canal Imperial) con un viento potente que le hace un territorio idóneo para lograr energía eólica, con muchas horas de sol ideal para energía solar, con un clima mediterráneo y unas temperaturas buenas para la agricultura (las hay mejores pero también muy peores), con tradición de excelentes agricultores, con entidades financieras propias que podrían potenciar la inversión, con una localización geográfica maravillosa en medio de España para poder exportar, tiene infraestructuras más que suficientes, con aeropuerto de gran capacidad y una línea de AVE que le une con media España y en el futuro con Francia. Y por último es un territorio con unos grandes espacios industriales y de almacenamiento industrial con un número de habitantes muy importante y casi idóneo. Suelo que todavía es barato, está vacío en gran medida y tiene una capacidad de crecimiento altísima.

Hay que planificar mejor el futuro de Zaragoza, sabiendo que a través de su éxito y excelencia se alcanzará un mejor Aragón. En la medida e que crezca en calidad una Zaragoza más potente, lo hará un Aragón mejor infraestructurado.

A poco más (o menos) de 300 kilómetros tenemos los territorios y la ciudades de Madrid, Barcelona, Bilbao, San Sebastián, Valencia, Burgos, Vitoria, Soria, Teruel, Huesca, Tarragona, Lérida, Castellón, Guadalajara, Pamplona, Pau, Bayona, Toulouse o Andorra. Más de 22 millones de habitantes (provinciales) a una distancia cercana a los 300 kilómetros es un lujo que muy pocos territorios en España pueden tener. Sí, son 22 millones de consumidores, de turistas, de intelectuales, de ciudadanos.

Somos un inmenso territorio semiárido, casi desértico, con excelentes infraestructuras de comunicación mal utilizadas y con una constante dejadez e incapacidad para demostrar a nuestros vecinos que somos muy capaces. Efectivamente, cada vez que nosotros crecemos, ellos temen perder parte del suyo, pero para eso debemos tener el convencimiento de que somos capaces y de que queremos. ¿Qué queremos hacer con Zaragoza?

16 noviembre, 2012

Visiones diferentes de la Zaragoza de 1808 y 1809

Zaragoza a principios del siglo XIX se tuvo que defender de la invasión francesa y que en aquel principio de siglo lo mejor que supo hacer fue defender su ciudad de la invasión política francesa, con toda su saña y valentía inimaginable. Pero las realidades pudieron ser otras, y sin duda Zaragoza no se merecía el desastre que tuvo que soportar, tanto en su sociedad civil como en su urbanismo modelo para otras ciudades.

Hay matices en todo tipo de opiniones, pero hay otra versión que se puede discutir y analizar, y nos dice que evitando el gobierno francés de España, se evitaba también la llegada de la ilustración, de una cultura más europea, una modernidad que preocupaba a los caciques de unos territorios en donde unos pocos dominaban a unos muchos.

Lo que sin duda nadie pone en tela de juicio es que Zaragoza quedó muy destruida por los dos sitios contra nuestra ciudad, y que el número de muertos por ambos bandos fue tremendo, o que las enfermedades y sufrimientos de nuestros antepasados fueron heroicos, pero también que gracias a que los franceses se asentaron sobre la ciudad de Zaragoza unos primeros años, se pudo empezar a reconstruir la ciudad a una velocidad continuada para lo que era posible en aquellos años, que de no haber estado gobernado con mano militar y muy organizada por el gobierno de la zona ocupada, hubieran podido dejar a Zaragoza abandonada todavía más a su suerte. Para los franceses, lo acontecido en Zaragoza les sorprendió por su bravura y tenacidad y los obligó moralmente a intentar ayudar a los habitantes.

Se habla de 50.000 muertos en Zaragoza, una cifra espantosa si entendemos que por aquellos años de principios de siglo habitaban nuestra ciudad unos 46.000 zaragozanos. Como es lógico tanto fallecido en la guerra, dentro de Zaragoza, se debe al gran número de soldados y civiles que vinieron en ayuda de la defensa y de refugiados que venían escapando de la invasión francesas desde pueblos y zonas vecinas.

Los franceses estuvieron 5 años en Zaragoza, hasta el año 1814. Pero se puede asegurar que el primer tercio del siglo XIX fueron años perdidos, dolorosos, en donde se tuvo que reconstruir lo destrozado, sobre todo la propia sociedad, que vio mermada su población en muchos miles de personas. Basta nombrar que en el año 1835 Zaragoza tenía 44.482 habitantes, menos de los que tenia en el año 1806 que se contabilizan 45.179 vecinos.

Eran años de reconstrucción, de calles de tierra, de viviendas sin desagües para váteres, sin agua corriente, sin luz eléctrica que iluminara las zonas de la ciudad, todavía encerrada entre sus murallas. Son años en los que desde el gobierno francés se empieza a diseñar el actual Paseo de Independencia y la Plaza de España en los terrenos ya vacíos del destruido Convento de San Francisco.

10 junio, 2012

Los problemas sociales son comunes; las soluciones adaptables

Como pequeño político que de forma altruista se dedica a intentar conocer los problemas sociales y sus posibles soluciones, he tenido la suerte de asistir a las Primeras Jornadas sobre Municipalismo que Espacio Plural ha realizado en Barcelona este fin de semana. Sencillamente fabulosas tanto las intervenciones de profesores de la Universidad de Cataluña (sobre todo la de Joan Subirats) como los talleres  para debatir “El futuro de los gobiernos locales, entre la recentralización y la subsidiaridad”, “Los servicios públicos para pueblos y ciudades inclusivas”, “Municipios y sostenibilidad territorial” o “Radicalidad democrática, una nueva democracia para un nuevo municipalismo”.

Estamos en un tiempo de crisis, de cambio de modelo, pero con problemas comunes en la relación con la sociedad que necesita siempre que sus problemas sean bien gestionados, con limpieza, con eficacia, con claridad e información, de forma “barata”, con participación pero entendiendo la participación desde un enfoque más moderno, más adaptado a las nuevas realidades de implicación social, de interacción con la sociedad.

Detectar en los talleres, que tus problemas en Delicias, La Jota o Las Fuentes son similares o incluso iguales a los de Valencia, Hospitalet o Palma de Mallorca es un lujo, pues nos indica que no son tan complejas y personalistas las soluciones, que es todo más predecible y por ello más sencillo, y que el trabajo social muchas veces se basa “también” en poner en valor el respeto político y el trabajo simplemente bien hecho. Lo complejo con la que está cayendo tras la que ya había caído antes, es lograr que se respete al político como un gestor válido sobre el que confían las personas. Trabajamos para los ciudadanos, muchos de nosotros de forma voluntaria y altruista, y es imprescindible que ellos (vosotros) empecéis a confiar “un poquito” en vuestros políticos. Sí, lo sabemos. Es muy complicado, pero eso es lo interesante.

8 junio, 2012

Aragón y los aragoneses deben apoyar su industria del carbón

La situación política y social en Aragón se está tensando. Hoy incluso los diputados del PP y PAR han abandonado el Pleno de las Cortes en la intervención de un diputado del PSOE. Los reproches se están haciendo más violentos, los enfrentamiento verbales crecen en intensidad y las defensas de las posturas se enquistan, pues todos somos conscientes de que los momentos son muy malos y pueden ser peores en el futuro más cercano. Ahroa hay enfrentamientos por el carbón aragonés, pero seguirán todos los sectores productivos básicos, pues la situación es muy mala y no se atisban soluciones.

Los ciudadanos de la calle, los vecinos, tú y los que nos rodean, muchas veces no entienden estos asuntos, que creemos deben ser tratados con más calma y ganas de resolver. Con más respeto también y con menos enfrentamiento entre políticos. Si ellos, si nosotros, no somos capaces de poner calma y debate lógico, si no somos capaces de presionar hasta conseguir lo necesario desde el respeto mal lo tenemos para recuperar la credibilidad. Pero es cierto que además enrocarse en las mayorías absolutas es un error. Los ciudadanos esperan soluciones. Para eso les han votado. Y cuando fallan las soluciones fallan los que representan las mayorías absolutas, pero dejan de cumplir el papel para el que han sido elegidos.

En Aragón el PAR hace un trabajo de contención y gobierno que para si ha elegido en otros tiempos el PSOE, por mucho que ahora critique su actitud. Es un grupo político muy hábil que sabe nadar y guardar siempre la ropa para las próximas elecciones. Debería estar Biel en los mejores museos mundiales, de la política eficaz para sus intereses.

Hoy las tensiones han venido por los problemas de la minería. Vendrán muchas más si seguimos por el camino emprendido. Serán de diverso color pero todos con la razón de la necesidad, con el duro y agrio sabor de que nos estamos dejando morir nuestra sociedad, Aragón, la calidad social conseguida por nosotros en décadas anteriores, y sin explicación posible. Nadie sabe qué nos está pasando, nadie entiende por qué hemos caído en este pozo.

Se nos dice que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, pero todos nosotros nos estamos mirando en busca de esas posibilidades tan grandes que nos han hundido. Nos las hemos encontrado. Hemos ido al médico cuando estábamos enfermos, hemos intentado que nuestros hijos estudiaran más que nosotros, hemos pagado los impuestos que nos han dicho, hemos consumido lo que nos intentaban vender por los ojos, hemos trabajado con arreglo a como nos organizaban nuestros jefes, hemos sido buena gente que no ha roto cristales. ¿En qué nos hemos pasado los aragoneses?

Vemos como tal vez el gran abuso haya sido dar miles de millones a bancos y banqueros, haya sido tener un sistema administrativo inoperante y enorme. Pero eso no es culpa de los curritos de a pie, de los vecinos que vemos por las calles. No es culpa (o casi) de ti y de mi. ¿Y ahora qué hacemos?, pues si, efectivamente, cabrearnos cada día más y peor, salir esa parte fea de dentro que preocupa e ir caminando por las sendas de las zarzas. Ya iremos viendo.

14 mayo, 2012

Se empieza a negociar el modelo de transporte urbano en Zaragoza

En algún momento de esta crisis que parece no tener fin, las grandes ciudades se tendrán que plantear qué tipo de servicio de transporte urbano son capaces de dar en sus ciudades, a qué precio y con qué calidad de servicio. No es un asunto sencillo ni fácil, no es un problema que se pueda resolver simplemente tomando decisiones “de libro” y hay que explicar a los ciudadanos en qué punto nos encontramos y qué soluciones posibles tenemos.

Zaragoza es una de esas ciudades, acuciada además por un gran déficit económico en su transporte, una deuda con la empresa concesionaria que resulta importante y el cambio de modelo en este año 2012 por dos decisiones que modifican toda la situación. Hay que renovar o cambiar la concesión municipal hacia la empresa que en estos momentos la ostenta; y se pone en funcionamiento todo el recorrido de la Línea 1 del tranvía en Zaragoza con la modificación de parte del actual servicio de autobuses.

La inmensa mayoría de usos del actual servicio se realiza a través de las tarjetas Bus, a un precio mucho más bajo que el coste real de este servicio. La diferencia la paga el Ayuntamiento con el dinero de todos. Un servicio que ha funcionado muy bien hasta ahora. Pero los ingresos han bajado brutalmente y para poder seguir con esta subvención en el servicio, se necesitan más ingresos, que todos los ciudadanos nos negamos a asumir con facilidad pues nadie quiere aumento de tasas y de impuestos.

Por cada subida en el precio del billete el ciudadano reacciona con una bajada en el uso. Lógico. Más en periodos de crisis económica. Con el actual modelo de pago a la empresa concesionaria por kilómetro recorrido, cada bajada de usuarios es una bajada de ingresos al Ayuntamiento y un aumento del déficit de esa parte que debe pagar por la diferencia. Mala situación pues.

Por otra parte la entrada del tranvía supone una gran bajada en el uso del autobús que mantiene una calidad en el servicio —a veces destrozada por el poco control de la empresa concesionaria en las frecuencias reales y no en las totales que sí cumple— y por ello un coste igual para bastantes menos ingresos.

Cambiar la concesión del servicio de autobús a un sistema de Sociedad de Economía Mixta como el que ya tiene el tranvía, parece ser un modelo que se contempla con agrado, pero tiene sus problemas pues lo lógico sería que fuera una empresa muy similar o igual a la de Tranvía de Zaragoza, pero al tener que salir a concurso pueden darse todo tipo de variables. La intermodalidad entre diversos servicios de transporte aconsejan que fuera la misma empresa quien llevara todos los servicios, pero con las premisas legales obligatorias es muy complejo lograrlo.

Existe además el problema añadido de que hay que rediseñar toda la maya de líneas de autobuses, tanto por la puesta en marcha de la Línea 1 de tranvía como por optimizar la eficacia de muchas líneas de autobuses y la necesidad de ampliar el servicio hacia nueva zonas de la ciudad con muchos kilómetros y pocos viajeros. Cualquier estudio que se haga supone sin duda un grave problema añadido. Hay que suprimir puestos de trabajo en el servicio de autobuses. Solución esta, de complejo encaje en todo el proceso de rediseño y para la que se solicita la intervención de los sindicatos en todo proceso de modificación de líneas y servicios.

La cabeza pedirá un aumento importante en las tarifas, pero el corazón solicita mesura y cuidado pues podemos convertir un servicio que funciona muy bien en un servicio problemático cada vez más caro y de peor calidad. Un error en el precio y en el sistema de concesión de la empresa pueden ser la palanca para que todo se transforme en un mal servicio.

15 abril, 2012

Los vecinos de la Av. Cataluña de Zaragoza, están hartos

Como era lógico, los vecinos —muy cabreados ya— de la Avenida de Cataluña de Zaragoza han optado por la queja, manifestándose el día 6 de mayo de 2012, desde las 12 de la mañana pues es domingo, saliendo desde la CAF junto al puente del Gállego, par que simplemente se cumpla lo mil veces prometido y que nunca llega. Una cesión digna de la Avenida de Cataluña al Ayuntamiento de Zaragoza por parte del Ministerio de Fomento.

¿Pero en serio deben ser los vecinos los que insistan mil veces mil una solución administrativa que desde los estamentos políticos pertinentes nunca parecen ser capaces de realizar?

La inoperancia política de TODOS es clamorosa con algo que en principio es sencillo pero que parece que no interesa resolver, pues saben que detrás de la cesión vendrá la petición de dignidad para una zona urbana bastante olvidada. Se obliga a los vecinos a tener que quejarse en la calle, como única alternativa, tras múltiples contactos con políticos de todos los colores posibles y de todos los estamentos municipales, autonómicos o estatales a los que pueden llegar.

¿Y a partir de este 6 de mayo del 2012?, pues sin duda seguirán sin creerse las soluciones que les ofrecen los políticos de turno, sean grandes o pequeños, pues su obligación es comportarse con la lógica que no tienen estos. Los vecinos ya no creen en nadie, pues nadie cree en ellos.

25 marzo, 2012

Los vecinos del Picarral no quieren olvidar su historia

Desde el periódico Heraldo de Aragón se informa de una actividad que desde internet promueve la muy activa Asociación de Vecinos Picarral de Zaragoza. Es una página en forma de blog conocida por todos los vecinos del Picarral del que participan dejando sus imágenes, como un excelente contenedor de imágenes históricas del barrio del Picarral, de sus duros inicios, de sus actividades lúdicas o sociales, de su historia en fin. En estos momentos son más de 3.000 las imágenes que están contenidas en este página de internet, relatando la historia de un barrio obrero con una dura historia hasta disponer de unas calidades de vida como las actuales.

Una actividad vecinal, esta de recopilar sus imágenes históricas, que no estaría nada mal se intentara hacer desde más barrios de todo Zaragoza, para poder recopilar las miles y miles de imágenes de nuestra ciudad que con los años se ha ido transformando, pero a la vez perdiendo parte de su personalidad, gran parte de una imagen que sí recuerdan generaciones de personas mayores pero que desconocen casi totalmente los jóvenes actuales. Recordar nuestra historia es aprender de ella. Os dejo una imagen del blog, con el interior de una fábrica de lanas que había en el barrio del Picarral.

21 marzo, 2012

Ibercaja busca más fusiones para ganar tamaño. ¿Perderá Aragón su sede?

La recién fusionada Ibercaja con Caja3 pasa al ataque en su necesidad —o no— de aumentar su tamaño final, hasta resultar una entidad comparable a las grandes entidades financieras de España. Pero todo intento por ganar tamaño tiene sus riesgos y Amador Franco e Ibercaja lo saben. Tal vez el principal escollo es mantener su personalidad y sedes sociales y fiscales, algo cada vez más complejo pues las posibles opciones de fusiones —aunque no todas— pasan por hacerlo con entidades de un tamaño parecido o incluso mayor a Ibercaja.

Tras la imposibilidad de hacerse con Unimm (cajas de ahorros catalanas agrupadas) parece que ahora se mueve en la dirección de Banca Cívica (Caja Navarra y Cajasol). Esta opción sería perfecta para conseguir integrar en Ibercaja oficinas y servicios desde el sur de España y desde la vecina Navarra, con ampliación hasta Canarias, aunque con problemas al integrar bastantes oficinas en Burgos donde tras la integración de Caja3 ya hay un servicio completo. Pero Ibercaja es ligeramente más pequeña que la actual Banca Cívica y sería más complicado poder mantener para Aragón su sede fiscal y legal en Zaragoza. Hoy Banca Cívica tiene su sede en Sevilla si bien en un principio y hasta la integración de Cajasol la tuvo en Madrid.

Pero Ibercaja no es la única novia —o novio— para Banca Cívica. También La Caixa opta por su integración. Ibercaja cuenta con más posibilidades sobre todo por que desde Banca Cívica prefieren una entidad de menor tamaño con la que poder negociar de tú a tú y no con una “grande” como La Caixa.

Pero mantener la personalidad de Ibercaja en Aragón debe estar como primera opción y encima de todo tipo de negociaciones con Banca Cívica. Si no es así, Aragón saldría perdiendo gravemente, pues vería desaparecer sus dos Cajas de Ahorros en una operación de pocas semanas. Queda la Caja Rural de Aragón tras la unión de Cajalón y Multicaja, como alternativa a los aragoneses, si desean contar con una entidad aragonesa para sus ahorros o gestiones financieras.

Etiquetas: ,
25 febrero, 2012

Zaragoza sigue perdiendo posibilidades culturales por inoperancia

La Consejera de Cultura del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, en respuesta a una pregunta de CHA en las Cortes de Aragón, lo ha dejado muy claro y contundente. “Al Teatro Fleta se le ha pasado el arroz”.

Esta frase lapidaria es una declaración limpia, perfecta para anunciarnos que hay que proceder al derribo de las ruinas del Teatro Fleta, que nos vayamos haciendo a la idea, que a cambio de que no nos metamos mucho con ella y su PP, mirará no mirará el expediente ni recordará los muchos millones que otros políticos han enterrado entre sus escombros, y que lo que procede ahora es crear un colegio privado, un gran edificio de pisos carísimos para el momento actual con más oficinas vacías o un hotel de superlujo que sirva para que tenga que cerrar algún otro por falta de clientes.

Tiene razón la Consejera cuando dice que hoy no estamos para bodas y comuniones, que la hemos pifiado con el Teatro Fleta por culpa de muchos, pero demuestra no tener ni sensibilidad con Zaragoza ni con la Cultura ni con nuestro futuro al no plantear soluciones ni alternativas, que es su obligación. ¿Para qué tuvimos que empezar a derribar el Teatro Fleta, emblema por tamaño, por arquitectura, por sonoridad de una Zaragoza que ha visto desaparecer casi todos sus grandes locales de cine y teatro privado del centro de la ciudad? ¿qué deberíamos hacer ahora?, por que es lógico que yo aquí me queje de todo, pero una Consejera no debe quejarse, sino plantear y gestionar futuros.

Demostramos que como ciudad somos bastante jodidos, pues seguimos premiando con nuestra confianza a los que han hecho pifias de premio. Nos hemos ido gastando millones “de verdad” en edificios de la Expo que ahora empiezan a morir también de la nada, mientras que no hemos sido capaces de mantener con vida lo que ya existía. Y sí es comparable.

El auditorio de la Expo tiene hoy —y en el año 2008— mucho menos sentido que la rehabilitación del Teatro Fleta y se podría —debería— haber hecho “a cambio” uno del otro. Ya sé que las empresas que debían gestionar cada edificio eran distintas, pero las negociaciones sirven para ponerse de acuerdo. Y las presiones y amenazas también deben servir en política para llevarse el pollo a nuestra cazuela. En otras tontadas —o no— lo hacemos. En fin, adiós Teatro Fleta, junto al cine Dorado, al Teatro Argensola, el cine Coliseo, al cine Mola, al cine Latino, al cine Goya, el Frontón Cinema, el Cinema Alhambra, al Cine Teatro París, al Gran Cine Palacio, al…, snif. Todos eran locales del centro de la ciudad.