Archive for ‘Seguridad’

16 noviembre, 2012

Visiones diferentes de la Zaragoza de 1808 y 1809

Zaragoza a principios del siglo XIX se tuvo que defender de la invasión francesa y que en aquel principio de siglo lo mejor que supo hacer fue defender su ciudad de la invasión política francesa, con toda su saña y valentía inimaginable. Pero las realidades pudieron ser otras, y sin duda Zaragoza no se merecía el desastre que tuvo que soportar, tanto en su sociedad civil como en su urbanismo modelo para otras ciudades.

Hay matices en todo tipo de opiniones, pero hay otra versión que se puede discutir y analizar, y nos dice que evitando el gobierno francés de España, se evitaba también la llegada de la ilustración, de una cultura más europea, una modernidad que preocupaba a los caciques de unos territorios en donde unos pocos dominaban a unos muchos.

Lo que sin duda nadie pone en tela de juicio es que Zaragoza quedó muy destruida por los dos sitios contra nuestra ciudad, y que el número de muertos por ambos bandos fue tremendo, o que las enfermedades y sufrimientos de nuestros antepasados fueron heroicos, pero también que gracias a que los franceses se asentaron sobre la ciudad de Zaragoza unos primeros años, se pudo empezar a reconstruir la ciudad a una velocidad continuada para lo que era posible en aquellos años, que de no haber estado gobernado con mano militar y muy organizada por el gobierno de la zona ocupada, hubieran podido dejar a Zaragoza abandonada todavía más a su suerte. Para los franceses, lo acontecido en Zaragoza les sorprendió por su bravura y tenacidad y los obligó moralmente a intentar ayudar a los habitantes.

Se habla de 50.000 muertos en Zaragoza, una cifra espantosa si entendemos que por aquellos años de principios de siglo habitaban nuestra ciudad unos 46.000 zaragozanos. Como es lógico tanto fallecido en la guerra, dentro de Zaragoza, se debe al gran número de soldados y civiles que vinieron en ayuda de la defensa y de refugiados que venían escapando de la invasión francesas desde pueblos y zonas vecinas.

Los franceses estuvieron 5 años en Zaragoza, hasta el año 1814. Pero se puede asegurar que el primer tercio del siglo XIX fueron años perdidos, dolorosos, en donde se tuvo que reconstruir lo destrozado, sobre todo la propia sociedad, que vio mermada su población en muchos miles de personas. Basta nombrar que en el año 1835 Zaragoza tenía 44.482 habitantes, menos de los que tenia en el año 1806 que se contabilizan 45.179 vecinos.

Eran años de reconstrucción, de calles de tierra, de viviendas sin desagües para váteres, sin agua corriente, sin luz eléctrica que iluminara las zonas de la ciudad, todavía encerrada entre sus murallas. Son años en los que desde el gobierno francés se empieza a diseñar el actual Paseo de Independencia y la Plaza de España en los terrenos ya vacíos del destruido Convento de San Francisco.

Anuncios
25 mayo, 2012

Cambios próximos en el transporte urbano de Zaragoza

Se presentó ayer un nuevo concepto de diseñar el servicio púbico de autobuses en Barcelona. Novedosa por lo que representa un estudio muy concienzudo y un sistema de líneas rectas que busca sobre todo la rapidez y un servicio con trasbordos, del que ya disponemos en Zaragoza.

Pero Zaragoza es una ciudad muy compleja para emplear diseños en líneas horizontales y verticales más unas pocas circulares o inclinadas, pues somos una ciudad que se fue ampliando en los dos últimos siglos de forma muy lenta, de manera radial, y nunca hasta casi la última década con la planificación urbana de nuevos barrios enteros, que además no han sido un dechado de aciertos por la lejanía de estas actuaciones del centro de la ciudad.

Somos una ciudad muy amplia en extensión y con una diversidad tremenda en nuestras necesidades sociales, también en el transporte urbano. En Zaragoza encaja mucho mejor un sistema de tela de araña con líneas circulares y otras trasversales que sirvan para trasbordos y desplazamientos entre barrios distintos. Pero este sistema con el añadido de descargar de tráfico al centro de la ciudad (ya no será posible colocar como centro de referencia la Plaza de España) tiene el problema de un exceso de kilómetros para el mismo servicio que el actual. Exceso de kilómetros y de minutos si no se diseña un sistema de semáforos y carriles bus que sea eficaz. Exceso de distancias que suponen un coste añadido a un servicio que ya hoy es deficitarios con arreglo al precio que se paga. Servicio que va en disminución tanto por las líneas del tranvía como por la crisis económica.

En granate está el trayecto de la Línea 1 del tranvía. Para formar una aspa lógica faltaría unir la zona de Delicias con Avenida Cataluña y San José con dos ramales finales, en la misma medida que será necesario un ramal desde Plaza Paraíso hacia Torrero. Estas líneas que cruzarían la ciudad entre sus extremos se complementarían con líneas tipo circulares y microbuses que dieran servicio al interior de los barrios. El aumento de los tiempos se resolvería con más distancia entre paradas, mejor coordinación entre semáforos y carriles bus. La rentabilidad solo se podría conseguir con un aumento de los viajeros tras un estudio muy complejo en donde entrarían muchos factores.

16 febrero, 2012

El cementerio del recinto de la Expo 2008 de Zaragoza

Estamos convirtiendo al recinto de la Expo 2008 en Zaragoza es un cementerio de ladrillos caídos, de edificios muy costosos que siguen dando que hablar y pensar. Podríamos decir que es vergonzoso ver el Pabellón de España de la Expo 2008 de Zaragoza en estas condiciones, tal y como refleja hoy Heraldo de Aragón. De hecho deberíamos decir que es vergonzosa la gestión que se está realizando con los “restos públicos” de la Expo 2008, a costa de tener cuatro años después, sin sentido ni uso, edificios que fueron emblemáticos y muy costosos, a los que no hemos sabido encontrar ni solución ni utilidad. Hablo del Pabellón España, del Pabellón Aragón, de la Torre del Agua, del Pabellón Puente, del anfiteatro, de todos los edificios  reconstruidos y que siguen lentamente intentando tener sentido.

Pero parece que somos incapaces de gestionar los millones que hemos ido convirtiendo en ladrillos y que ahora se nos caen a trozos, molestando la tranquilidad de aquellos políticos que se creyeron que habían cumplido, simplemente gastando nuestros dineros en guapos edificios hoy vacíos y casi inútiles.

El Pabellón de España pasó de emblema de la Expo aser una amenaza para sus peatones que se acercaban a verlo desde fuera, siempre rodeado de vallas para no acercarnos muchos a sus peligros. El Pabellón de España en la Expo de Ranillas de 2008, actualmente en desuso, ha tenido que reforzar su perpetuo vallado exterior ante la caída de más baldosas de las características columnas de la fachada exterior. El motivo son las rachas de viento, que han afectado a una instalación carente casi por completo de mantenimiento desde que concluyera la Exposición Internacional de Zaragoza.

La caída de cascotes es continua, el movimiento de las baldosas de su suelo también y ha obligado a ampliar el perímetro de seguridad y a implantar nuevos carteles de aviso ante el peligro que suponen para los peatones. Desde hace un par de años se van cayendo losetas de un edificio abandonado, sin limpieza, gestionado y propiedad del Gobierno de Madrid que ha abandonado sus restos, incapaz además de darle uso o de entregarlo a la ciudad de Zaragoza. Y aunque el Instituto de Cambio Climático tienen partida presupuestaria para funcionar y gerentes, no se sabe cuando se trasladará al Edificio del Pabellón España, pues requiere otros gastos presupuestarios que nunca parecen ser oportunos licitar.

9 octubre, 2011

Macrobotellón excesivo e incluso peligroso en el exterior de Interpeñas de Zaragoza

 La Federación de Interpeñas de Zaragoza ha informado de su alta preocupación y desaprobación por el macrobotellón que ayer día 8, sábado por la noche, tuvo lugar en el exterior de su recinto de Interpeñas, en el aparcamiento norte de la Expo 2008, con motivo de las Fiestas del Pilar 2011; solicitando una mayor presencia de las Policía Municipal en el entorno de su Pabellón para evitar conflictos serios. Puede asegurar este blog que la situación es realmente complicada en algunos momentos, con serios problemas de seguridad en muchos casos por aglomeraciones excesivas, que con un problema pequeño llevaría a una situación de extrema gravedad el recinto. Además es notable el abusivo consumo de bebidas alcohólicas que lleva a muchos jóvenes de ambos sexos a situaciones realmente preocupantes, que hay que evitar de alguna manera.

read more »

25 junio, 2011

CHA acertadamente, está en contra de los coches oficiales y del chofer

Está sobre la mesa en Aragón el uso del coche oficial para los diputados de las Cortes de Aragón o concejales del Ayuntamiento de Zaragoza, tras la renuncia formal de Chunta Aragonesista a su uso y la réplica de todos los grupos en contra de la decisión de CHA.

Lo curioso es que la mayoría de concejales del Ayuntamiento no lo utilizan y que los portavoces de las Cortes que son junto a la Mesa los que tienen derecho a este servicio, lo utilizan irregularmente. Pero les parece muy mal la decisión de CHA de no utilizarlo.

El coche oficial es un gasto que se puede suprimir con más facilidad y comprensión por parte del ciudadano, que cualquier otro recorte de los muchos que ese están realizando por la crisis.

La excusa de IU, de que así se mantienen puestos de trabajo no sirve, pues los mismos recortes en partidas sociales mandan al desempleo a otros trabajadores y además dejan de prestarse servicios necesarios para “toda” la sociedad. Disponer de chofer y coche oficial no es de recibo en un territorio como el nuestro.

Es cierto que la seguridad puede ser un detalle a tener en cuenta en algunos momentos, es cierto que se debe sufragar de alguna manera los viajes por el territorio para actos de representación, pero nada justifica tener un chofer y un coche a tu disposición todos los días del año.

Cuando la mayoría de los ciudadanos tienen problemas para llegar a fin de mes, los privilegios, le pese a quien le pese, deben ser comedidos y muy justificados.

Etiquetas: ,
10 marzo, 2011

>Las monjitas cistercienses de Zaragoza tenían más dinero que muchas Cajas de Ahorros

>

Las monjitas cistercienses de Santa Lucía en Zaragoza no entienden de dinero y menos de billetes de 500 euros. Tan poco entienden que no sabían ni lo que tenían guardado en un armario, que al principio pensaron que debía ser algo más de millón y medio, pero una vez robado acudió el abogado y les contó la pasta gansa y les dijo que no, que en realidad lo que les habían robado era unos 400.000 euros. Que me digo yo, ¿y cómo lo pudo contar el abogado si ya no estaba la bolsa negra?
Lo malo va a ser como pillen al ladrón y le encuentren en su bolsillo ese millón y medio. Claro que para entonces siempre se puede hablar de las bodas de Canaán y de la multiplicación de los panes y los vinos.
No es tanto dinero en un armario, la verdad, fijaros que las monjitas no beben vino en las comidas, no gastan en ropas de marca, no se compran pisos con lo que cuestan estos, no gastan en viajes de placer pues todos los días hacen oración y poco más.
Lo curioso es por qué nadie les avisó a las monjitas que los dineros, cuando superan los 200 euros, es casi mejor ponerlos en los bancos para no estar contándolos todos los días que aburre. Tuvo que venir el abogado para sacarlas de su error y decirles que toda su vida ahorrando sólo les ha supuesto menos de la tercera parte de lo que ellas contaban. Es lo que tiene ser monjita, que se les olvida contar más de cien.
¿Cuánto abultan en billetes de 500 euros, ese millón y medio?, ahora mismo me voy a mi propio armario a comprobarlo, pero yo me imagino que igual no cabe en una bolsa de basura. Pero qué manía les entra a los ricos con guardar los billetes de 500 en bolsas de basura. No sé, pero igual los psicólogos deberían explicarnos esa tendencia.
En fin, que de momento están investigando a los que no fueron a la misa del domingo de las monjitas cistercienses de Zaragoza. Al final pillarán al malo, que lo sabemos, y haremos una película, que también lo sabemos. Por cierto ayer los ladrones de monjitas, sabiendo que puede haber cacho en los armarios, hicieron listas de los conventos zaragozanos para vigilarlos por si acaso. Mucho cuidado, les aviso a las monjitas, que los malos son muchos más que los buenos.

P.D. Ahora me cuentan que el dinero del armario era para comprar pieles para encuadernar, que era a lo que se dedicaban. Que me digo yo ¿pensaban comprar todas las vacas de Suiza?

23 febrero, 2011

>El punto más conflictivo de la seguridad del tranvia en Zaragoza

>

El tranvía de Zaragoza, una vez que alcanza el final de Gran Vía, es decir el final de su recorrido, debe subir por la misma Gran Vía pero efectivamente, por la derecha. Como no puede dar la vuelta en la Plaza Paraíso, se ha resuelto con el cambio de cabeza de los convoyes y cruzando por medio de la zona del bulevar de la Gran Vía, hasta alcanzar la vía derecha de subida.
Sería una solución lógica si no fuera por que se cruza por una zona peatonal y además y de momento muy mal señalizada para que los peatones sepan que el tranvía les va a cruzar por medio, como se ve en la imagen.
Este es uno de los puntos más cruciales de la seguridad futura del tranvía en Zaragoza y debería disponer de unos pivotes luminosos en alto que indicaran la llegada de los vehículos, que por cierto, suelen ser bastante silenciosos y que tendrán que hacer sonar sus sistemas de alarma cada vez que crucen esta zona conflictiva.
Se necesitan algo más que carteles indicativos, ya lo verán. Pero no se han realizado las obras para dotar a este cruce de una seguridad mayor. Tendrán que volver a picar las aceras, ya lo verán.
10 febrero, 2011

>El tranvía en Zaragoza cruzará la Gran Vía. ¿Y la seguridad peatonal?

>


Hoy publica Heraldo de Aragón esta imagen, con el tranvía cruzando la Gran Vía en Zaragoza, en el lugar más peligroso y complicado de todo el trayecto del tranvía.
Si conocemos o nos acercamos a Vitoria como ciudad más cercana a Zaragoza que ha puesto el tranvía hace poco tiempo, podemos observar los sistemas de seguridad que se han implantado en las zonas en donde el tranvía se cruza o se acerca a calles peatonales o de mucho tráfico peatonal.
Increíblemente en nada se parecen a este cruce. Allí se han puesto unos pivotes grandes, de casi un metro de altura, que se iluminan con potencia de rojo e cuanto el tranvía se acerca y están de verde cuando el tranvía no va a pasar por el cruce. ¿Los constructores del tranvía en Zaragoza no conocen los sistemas de seguridad que se han puesto en Vitoria? ¿esperan tal vez a que funcione el tranvía en Zaragoza para tener que levantar gran parte de las aceras recién terminadas, para así aumentar el coste de la obra? Yo personalmente no lo entiendo, como no entiendo este cruce del tranvía en medio de la Gran Vía, cortando el paso de los peatones en un bulevar peatonal.
Lo hemos avisado en varias ocasiones en este blog,los sistemas de seguridad peatonal en nada se parecen a los de otras ciudades. No entendemos por qué.
28 diciembre, 2010

>Hay que extremar las medidas de seguridad del tranvía en Zaragoza

>

Tenemos al tranvía en Zaragoza, recorriendo ya su trazado al completo, en pruebas y aprendizaje. Va cumpliendo sus plazos. Pero no veo sistemas de seguridad para los peatones que se puedan comparar con los que hay en otras ciudades cercanas como Vitoria. En esta ciudad, en los cruces del tranvía con calles por donde circulan muchos peatones, ponen unos pivotes gruesos y altos que se iluminan todos a la vez en el cruce con los peatones, para anunciar que viene el tranvía. Tendremos que asumir que o ponemos en Zaragoza sistemas de seguridad en la zona de Plaza San Francisco, Casa Grande, Gran Vía y Plaza Paraíso o tendremos problemas de seguridad pues en todas las ciudades en al que se instala servicio de tranvía los hay por la preferencia en su marcha, de este sistema contra todos los demás. Veremos obras con posterioridad a su inauguración, ya lo veremos.
13 diciembre, 2010

>El barrio de Juslibol de Zaragoza requiere más atención

>

Los vecinos del barrio de Juslibol de Zaragoza han vuelto a reclamar este domingo al Ayuntamiento de Zaragoza que solucione el problema existente con la acequia que recorre alrededor de 500 metros en el centro de su barrio, sin ningún tipo de protección. La acequia discurre desde el comienzo de la pedanía, paralela a la calle Zaragoza, hasta las inmediaciones del Galacho de Juslibol. Los habitantes del barrio han expresado la inseguridad y el miedo que sienten por los niños pequeños.
El portavoz y concejal de Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento, Juan Martín, que visitó la acequia junto a los vecinos, ha asegurado que en los últimos años “ha caído la inversión en todos los barrios rurales de Zaragoza en más de cinco millones de euros”. Ante esta situación…

, el portavoz ha añadido que “el abandono en algunas infraestructuras afecta directamente a la seguridad de los vecinos”, como sería el caso de Juslibol.

Juan Martín ha afirmado que conforme va habiendo crecimiento urbano, “una de las obligaciones que se impone a los promotores es tapar esas acequias para que discurran por otro trazado o cuenten con protección”. Por este motivo, el portavoz ha asegurado que son dos las peticiones que se harán al Ayuntamiento zaragozano.
La primera y más urgente de todas es que “haya una valla que impida el acceso de los niños” a los lugares más peligrosos.
La segunda, aunque sea más costosa y lleve más tiempo de espera, es “cubrir la acequia” para evitar cualquier tipo de problemas.
Por su parte, los vecinos del barrio han instado al Ayuntamiento a que “se tome en serio” el problema y ponga protección para sus hijos e hijas. Han expresado el estado de inseguridad e intranquilidad en el que se encuentran debido a la longitud de la acequia y el elevado número de puntos peligrosos que hay a lo largo de todo el centro de la localidad de Juslibol.
Los habitantes han asegurado que llevan reclamando una solución a su problema desde el año 2008, cuando realizaron la primera queja por escrito al Consistorio. Uno de ellos ha explicado que hace seis meses, el alcalde, Juan Alberto Belloch, visitó el lugar y se comprometió a solucionarles el problema. Sin embargo “en seis meses no han hecho nada, ni si quiera poner cintas amarillas de seguridad”, aseguraba el mismo vecino.
El resto de vecinos han coincidido en que se sienten “impotentes” y “cansados de que no se haga nada”. Finalmente, han añadido que el día que las autoridades acuden al lugar y sale la información en prensa, televisión o radio “se comprometen y, luego, la realidad es que no hay nada”.