Respetamos muy poco a la Universidad pública de Zaragoza

La Consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat (PP) lo tiene muy claro con la Universidad pública aragonesa. Molesta a la Universidad privada San Jorge y por ello hay que apretarle un poco más el cuello para dejarla con menos aire. En concreto ha decidido restarle 16 millones de euros para el presupuesto de 2012, ya comprometidos por el anterior gobierno del PSOE – PAR. Y plantea el PP por voz de su Consejera como solución al grave problema que congelará a la Universidad de Zaragoza, que esta acuerde con empresas privadas, ayudas o subvenciones, dinero y presupuesto, que se convierta en un excelente mercado de universitarios y que las empresas de Aragón apuesten por ellos. Si, en un periodo de grave crisis económica se pide a las empresas que apuesten por el futuro de Aragón. ¡Jope!

La idea no sería mala si el presupuesto básico estuviera antes cubierto de sobra. No es malo que las empresas de Aragón se sumen más en ayudar a “su” Universidad que es quien le puede proporcionar excelencias y buenos profesionales. Pero antes de las ayudas de las empresas, deben estar cubiertos los gastos básicos y suficientes de la Universidad pública desde los poderes públicos, pues es su obligación. Todo lo que no sea respetar a la Universidad es perderles el respeto; básico es decirlo, pero que hay que recordarlo con fuerza.

Es cierto que puede haber mejoras en la gestión, nunca en recortar gastos laborales y si acaso en optimizar su eficacia y su dedicación en algunos casos. La idea global en España, de que hay que NO contratar a nadie con sueldos públicos, es un gran palo para el desempleo y el futuro de una generación de jóvenes que no van a poder recambiar las jubilaciones o los vacíos laborales. Un claro error pero que entre todos nos lo hemos entregado, admitiendo una mala gestión del PSOE o eligiendo al PP para que gestione esta dura crisis.

La Universidad pública de Zaragoza necesita ayuda, respeto y presupuesto suficiente, pues es la institución que entrega la calidad final a nuestro sistema educativo. A nuestra sociedad más joven. No creer en la formación de calidad para los universitarios y no darles oportunidad de que estén becados en los casos en que se lo merezcan, es un grave error de futuro para Aragón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: