>El final de la línea 21 en el Rabal es un absurdo de apaño peligroso

>

El cambio del final de la línea 21 de autobuses en el Rabal de Zaragoza, es además de ilógica, absurda, incómoda, peligrosa e intolerable. Es una apaño rápido, alguien sabe bien por qué, pues los vecinos del Paseo de Longares 3/5 llevaban bastantes meses quejándose del ruido de los autobuses y en este tiempo se deberia haber encontrado una solución mejor que este apaño provisional, que no puede contentar a nadie. Sin duda gestionar es una cosa y hacer las cosas sin ideas es otra bien distinta. Hay soluciones sencillas y no muy caras como dar la vuelta en Plaza Mozart y soluciones más complejas y csotosas pero también con más servicio que serían dar la vuelta en la rotonda de las piscinas de La Jota o al final de Paseo Longares. Pero a veces demostramos que no somos capaces de encontrar ideas por mucho que se consulte con cien mil y luego se les lleve la contraria a todos.
El presidente del comité de empresa de Tuzsa, Javier Anadón, ha criticado el cambio de ubicación del final de la línea de autobús 21 decidido por área de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza que del Paseo Longares la ha trasladado a un carril de la Avenida Puente del Pilar y reclaman al Consistorio que cambie la ubicación puesto que “incumple” el Reglamento de Circulación.
Al respecto, ha recordado que el citado Reglamento en su Artículo 91. Modo y forma de ejecución, señala que “la parada y el estacionamiento deberán efectuarse de tal manera que el vehículo no obstaculice la circulación ni constituya un riesgo para el resto de los usuarios de la vía, cuidando especialmente la colocación del mismo y el evitar que pueda ponerse en movimiento en ausencia del conductor (artículo 38, número 3, del Texto Articulado)“.
También ha citado el Artículo 93. Ordenanzas municipales, en el que se indica que “El régimen de parada y estacionamiento en vías urbanas se regulará por Ordenanza municipal, pudiendo adoptarse las medidas necesarias para evitar entorpecer el tráfico” y en el punto 2 se recoge que “en ningún caso podrán las ordenanzas municipales oponerse, alterar, desvirtuar o inducir a confusión con los preceptos de este Reglamento“.
Anadón ha añadido que la sección 2. Normas especiales de paradas y estacionamientos, reza en su artículo 94. Lugares prohibidos, que “queda prohibido parar en los carriles o parte de las vías reservados exclusivamente para la circulación o para el servicio de determinados usuarios; en las intersecciones y en sus proximidades si se dificulta el giro a otros vehículos o, en vías interurbanas, si se genera peligro por falta de visibilidad“.
En este caso, ha explicado que cuando los autobuses están en el final, para que suban y bajen viajeros, “entorpece la circulación, ya que anula uno de los carriles obligando tanto a autobuses que pasan por ahí, líneas, 32, 39, 45, como a los turismos privados, a tener que cambiarse de carril, con el consiguiente peligro que ello supone“.
Asimismo, ha asegurado que se han generado más inconvenientes a los usuarios porque no tienen marquesina donde resguardarse y a los conductores que prestan servicio en esa línea se les ha alejado del lugar donde tenían el aseo”. Por todo ello, el comité de empresa de Tuzsa insta al Ayuntamiento de la ciudad a que cambie la ubicación del final de línea a un lugar que “no entorpezca el tráfico rodado, garantice la seguridad de los autobuses y de los usuarios y tenga servicio de aseos para los conductores y conductoras“.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: