Archive for diciembre 5th, 2010

5 diciembre, 2010

>Nueva librería en la Magdalena de Zaragoza. La Pantera Rossa

>

En el barrio de la Magdalena abre una librería que además aspira a ser un nuevo centro cultural y social. La Pantera Rossa ofrecerá en sus 200 metros cuadrados libro, ideas, exposiciones, debates, feminismo, narrativa, ecología, historia, literatura en valores infantil y juvenil, lenguas de Aragón, poesía, teoría política y escritores aragoneses, además de un apartado de vídeos y documentales.
Sin duda un gran trabajo se esconde detrás y delante de este tamaño proyecto, de esta buena idea para un barrio en Zaragoza que aspira a convertirse en una zona de influencia y referencia para la cultura nueva, rompedora, aragonesista, de culto moderno si cabe llamar así a una forma de entender la cultura diferente.
Muchas suerte les deseamos, pues ideas y ganas de trabajar y de hacer las cosas bien no parecen faltarles. En ella se unen la “Red de Apoyo a Sin Papeles”, la publicación “Diagonal Aragón”, el colectivo de objeción y antimilitarismo “Mambrú” y el grupo de estudios metropolitanos “A Zofra”.
5 diciembre, 2010

>Plaza de La Seo de Zaragoza, de 1987, hoy desaparecida

>

Nuestra Zaragoza se ha ido transformando con los años, como todas la ciudades que crecen, tal vez por encima de sus deseos. A veces tienen que dejar aspectos curiosos, que hoy incluso nos pueden parecer interesantes vistos desde la óptica de lo desaparecido, pero que muchas veces resultan inevitables ante los cambios necesarios.
Tras descubrirse los restos del Foro romano debajo de la Plaza de La Seo en Zaragoza hubo que quitar todo el arbolado que tenía la plaza, perdiendo con ello su particular estampa de lugar recogido que envolvía la Catedral de Zaragoza. Hoy la plaza brilla de forma muy diferente, con grandes dudas sobre el edificio del museo, pero sin duda mucho más moderna y a la vez casi inevitablemente, dura y sin un verde que llevarnos a los ojos. Os dejo una imagen de 1987 de la Plaza de La Seo de Zaragoza, para recordar viejos tiempos. Es una imagen de sus últimos años, pues ya no estaba la fuente de la Samaritana.