Archive for noviembre 8th, 2010

8 noviembre, 2010

>Análisis de los Centro de Salud de Zaragoza

>

Analizados 10 centros de salud en Zaragoza, Por Eroski Consumer así como los tiempos de espera y la opinión de 250 usuarios en la provincia zaragozana, los resultados han sido que los pacientes zaragozanos son los que más esperan a la hora de entrar en la consulta del ambulatorio
En Zaragoza, se visitaron 10 centros de salud repartidos entre la capital aragonesa y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios a través de una encuesta de satisfacción a 250 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 250 pacientes.
En el estudio…,

…se concluyó que la demora media en la consulta de los diez ambulatorios de Zaragoza es la más alta del estudio hecho en toda España: 30 minutos, que dobla la media nacional que es de un cuarto de hora de espera. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera apenas cambiaba de la media global del estudio ya que son 9 minutos (el tiempo medio era de 10 minutos). Si comparamos estas cifras con las obtenidas hace cuatro años, cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha alargado nada menos que 25 minutos, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha disminuido dos minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 250 usuarios zaragozanos encuestados fue notable: una media de 8,2 puntos sobre 10 (en el promedio del conjunto del informe). En cuatro años, esta valoración ha aumentado medio punto: de un 7,7 ha pasado a un 8,2 actual. En esta ocasión, los aspectos con mejores calificaciones han sido: la cercanía del centro de salud, las explicaciones, consejos e información proporcionada por el médico al paciente (sobre tratamientos, problemas médicos, medicación…) y su capacidad de escucha. Son aspectos que se valoran con 8,4 puntos sobre 10. No obstante, las notas bajaron hasta 7,7 puntos en cuanto a la facilidad para pedir cita.
Ninguno de los diez ambulatorios visitados en Zaragoza suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER y la calificación final de los centros de atención primaria es de un ‘bien’, igual que la media. Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud zaragozanos analizados en 2006, la nota no ha variado en los últimos cuatro años, puesto que entonces también obtuvo un ‘bien’.
Los centros de salud analizados en las 18 ciudades fallaban especialmente en el apartado de información y servicios (con un ‘aceptable’ de nota media). Sin embargo, en Zaragoza la calificación es de un ‘bien’ y se mantiene respecto a 2006. Y es que, por regla general, las dependencias de casi todos los centros estaban bien señalizadas, en todos se indicaba la obligación de apagar el teléfono móvil al entrar en la consulta, la dotación de papeleras y asientos en la sala de espera era suficiente y siempre había personal en recepción. Aun así, se observaron algunas carencias: en cinco instalaciones no se vio el horario del centro de salud, y en la misma proporción no había buzón de sugerencias.
También en accesibilidad, seguridad, mantenimiento y limpieza las valoraciones son buenas (en estos casos, igual a la media nacional, un ‘bien’). Todos los edificios de los centros sanitarios analizados se encontraban en buen estado y eran accesibles tanto en el interior como en el exterior, no había olores desagradables en ninguno de ellos, los aseos estaban limpios y todos tenían extintores y mangueras en caso de incendio. Eso sí, también se vieron algunas carencias: en cuatro instalaciones las puertas de emergencia estaban cerradas y el suelo no es antideslizante, y en ninguno, los carteles estaban traducidos al braille.
8 noviembre, 2010

>Mejora en parada de Tuzsa en la Estación Intermodal de Zaragoza

>

El autobús 34 tiene su final y/o principio en la trasera de la Estación Delicias de Renfe. Pero esa parada es también utilizada para recoger y bajar viajeros por las líneas 51 y Ci1. El andén donde deben parar los autobuses de transportes urbanos de Zaragoza es amplio, pero el autobús 34 siempre ocupa la zona delantera para esperar esos minutos de descanso entre final e inicio de nuevo recorrido.
De esta forma y siendo el autobús 34 de doble coche, cuando llegan los autobuses Ci1 o 51 a dejar o a recoger nuevos viajeros (que en muchos casos llegan con maletas por ser la parada de la Estación Intermodal), se encuentran con el problema de tener su zona de aparcamiento junto a la señal ocupada por un autobús parado. El autobús que llega, o para en doble fila o para detrás del autobús 34, sin visibilidad suficiente ni para conductor ni para los viajeros a la hora de valorar si se recogen nuevos clientes o si no hay nadie en la parada, o qué autobús llega pues entran en esta zona desde una curva.
La solución es tan sencilla como retrasar físicamente la señal de la parada del autobús 34 hasta la mitad del largo espacio del andén donde paran todos los autobuses (unos 20 metros de traslado de una señal de Tuzsa), para que allí no moleste a los autobuses 5 y Ci1 cuando lleguen a recoger viajeros y pueda permanecer parado esperando el momento de su salida.
Tendríamos en el mismo andén, al igual que ahora, parada para los autobuses 34, 51 y Ci1, pero físicamente mejor distribuidos en el mismo espacio.